Gobierno del Estado de México

Subsector Agrícola

La agricultura tiene una gran importancia en la economía dentro del Estado, debido a su significativa contribución a la producción interna, así como su aporte a la seguridad alimentaria.

Preparar miles de hectáreas para la siembra, asegurar y vigilar el desarrollo de los cultivos, y levantar la cosecha, son esfuerzos cotidianos del campo mexiquense. En las parcelas de la entidad se generan variados productos: hortalizas, frutas, forrajes, granos, por referir algunos. A partir del valor de producción obtenido de cada producto agrícola, se reconoce al maíz grano como su principal cultivo.

En un contexto de realización productiva con criterios de máxima productividad y sustentabilidad, la actividad agrícola en el Estado de México tiene ante sí el reto de la consolidación e implementación de los factores que garanticen un círculo virtuoso entre recursos naturales, rentabilidad y desarrollo rural.

Se siembra y se cosecha en diferentes ciclos de tiempo. Entender la lógica de la estacionalidad y los ciclos agrícolas permite comprender el comportamiento de los precios y del intercambio de mercancías dentro y fuera del país.

Ciclos

Otoño-invierno (OI)

Siembra: octubre – marzo. Cosecha: enero – agosto. Casi tres de cada cien toneladas producidas por el campo mexiquense se cosechan durante el ciclo otoño-invierno.

Primavera-verano (PV)

Siembra: marzo-agosto. Cosecha: junio-febrero. Tres quintas partes del valor de la producción agrícola del estado de México se genera durante el ciclo primavera-verano.

Perenne (P)

Cosecha: enero-diciembre. Los cultivos perennes representan una cuarta parte del valor de producción del subsector agrícola de la entidad.

A continuación, se muestran mapas temáticos estatales de diferentes cultivos por año agrícola.